martes, 31 de mayo de 2016

2º BACHILLERATO. EJEMPLO DE COMENTARIO DE UNA CLISERIE: LA CORDILLERA CANTÁBRICA

El ejercicio práctico de referencia se trata de una cliserie, o gráfico que representa el escalonamiento de la vegetación en función de la altura. Las causas del escalonamiento son las variaciones climáticas ocasionadas por el progresivo incremento de la altitud. Las temperaturas disminuyen entre 0,5º y 0,6º C por cada 100 metros de ascenso y las precipitaciones se incrementan por el enfriamiento del aire. El resultado es un escalonamiento climático desde la base a la cima y, como consecuencia, un escalonamiento de la vegetación.

La práctica trata sobre la Cordillera Cantábrica, cuya vegetación reviste un interés especial al tratarse de una zona fronteriza entre los climas oceánico-atlántico y mediterráneo de interior. Además del clima, las formaciones vegetales dependerán de una zona de umbría y de barlovento más húmeda, en este caso, la ladera Norte, mientras que la zona de solana y sotavento será la zona Sur. Todo ello dará lugar a grandes diferencias entre la cara septentrional y la meridional

-Ladera Norte:
·Entre los 0 y 500 metros, domina el robledal. El roble no soporta veranos calurosos, tiene menor tolerancia al frío y no requiere de una gran humedad, por eso se sitúa en las cotas más bajas. Su crecimiento es lento y su madera dura se utiliza para la construcción y fabricación de muebles, así como combustible para calefacción.

·Entre los 500 y los 1700 metros, destaca el haya, que tolera mal el calor y muy bien el frío. Requiere de mucha humedad, por lo que se explica la altitud en la que se encuentra. Recibe mucha más humedad que la ladera sur, lo que explica su distribución más amplia en la cara norte.
El haya se adapta a suelos calizos y silíceos, aunque prefiere los calcáreos. Su crecimiento es bastante lento y su madera dura y de buena calidad. Se emplea para elaborar muebles y utensilios.

·Entre los 1700 y 2200, se encuentra la landa, que es una vegetación densa, de matorral. Sus especies más abundantes son el brezo, la escoba y la retama. Aparece como degradación del bosque caducifolio. Suele usarse para cama de animales y, luego, como abono.

·Por último, entre los 2200 y 2500 metros, encontramos prados y rocas desnudas, propio de la zona atlántica en los pisos de cima.

Ladera Sur:
·Entre los 0 y los 800 metros, domina la carrasca, correspondiente a una derivación de la encina. Es resistente a la sequía y se adapta a todo tipo de suelos. Su madera es muy dura y resistente. Su presencia confirma que es la ladera de sotavento, y de clima mediterráneo de interior, ya que requiere de poca agua para su supervivencia.

·Entre los 800 y 1300 metros, encontramos el melojo, que es una especie de árbol del género de los robles.
·Entre los 1300 y los 1750, predomina el haya, más habituado a la humedad, pero con una extensión muy inferior a la de la cara norte.
·Entre los 1750 y los 2200, la landa.

Como conclusión, la aparición de vegetaciones con necesidades más evidentes de humedad en la ladera norte, nos lleva a pensar que se trata de la zona de barlovento, y con un clima menos seco que en la ladera sur. Por su parte, la existencia de especies que conllevan de mejor manera las sequías en la zona sur, nos confirman la zona de sotavento, pues sus precipitaciones son mucho más escasas, especialmente en la base de la montaña.


La distribución amplia del haya en el norte revela una vegetación típica del clima oceánico, mientras que la existencia de encinas en la ladera sur nos habla del clima mediterráneo de interior.  

0 comentarios: