martes, 6 de mayo de 2014

LA POLÉMICA EN TORNO AL AGUJERO DE OZONO

Sobre el agujero en la capa de ozono hay dos posturas: la que defiende el libro (que está provocada por la actividad humana) y la que dice que es un fenómeno totalmente natural y periódico. Aunque la mayoría de científicos se inclina por la primera postura, también hay algunos partidarios de la segunda. 

Sobre esta última podéis leer varios artículos en este enlace: http://www.mitosyfraudes.org/Ozono.html

Un resumen podría ser éste: 

1. El agujero de ozono no fue descubierto en 1985 por científicos ingleses sino en 1957 por George Dobson, (en cuyo honor se nombra a las unidades para medir los niveles de ozono). Simultáneamente lo comprobaron los franceses P. Rigaud y ayudante. Esto sucedió porque ese año se realizaron las primeras mediciones del ozono en la Antártida, durante el Año Geofísico Internacional. Si se hubiesen hecho en 1940 , o en 1910, se habría descubierto entonces. Es un fenómeno natural que no tiene relación alguna con los CFC o freones. Los factores que intervienen son mayoritariamente dinámicos (radiación UV, rayos cósmicos), químicos como la interacción de las moléculas de ozono entre ellas lo que produce la formación de tres moléculas de oxígeno por cada dos de ozono que se tocan.
.
2. La capa de ozono fuera de la Antártida sufre grandes variaciones de una hora para otra, de un día a otro y de una semana a otra, sin que el cloro u otra molécula de gases influyan porque la fase heterogénea de la química establece que las moléculas de cloro, bromo, flúor, el ácido nítrico, etc, sólo pueden actuar sobre el ozono en la superficie de las nubes estratosféricas polares, y no lo hacen directamente en el aire. Como no existen nubes estratosféricas con cristales de hielo fuera del polo sur (y muy pocas veces sobre el polo norte) los gases mencionados no atacan el ozono. Sólo es atacado por la radiación ultravioleta (UVC y UVB) y los rayos cósmicos, algo sobre lo que los seres humanos no tenemos ningún control.
.
3. La Licenciada Victoria Tafuri, la que estaba encargada de medir los niveles de ozono en el Observatorio de Villa Ortúzar, en la Capital Federal, dijo ya en la década de los 90 que “los niveles de ozono sobre Buenos Aires no han variado en los últimos 25 años.”
.
4. La actividad del hombre no le está haciendo ABSOLUTAMENTE NADA a la capa de ozono. Se trata de uno de los grandes mitos y estafas científicas del Siglo 20

En cualquier caso, podéis ver animaciones de este agujero en esta página de la NASA y sacar vuestras propias conclusiones: