lunes, 5 de mayo de 2014

EL EFECTO INVERNADERO Y VENUS

Os dejo un fragmento de un magnífico artículo en el que se refleja la relación entre el efecto invernadero y el hecho de que Venus sea peor que un infierno: podéis leerlo entero y ampliar la información en http://igvemdor.blogspot.com.es/2008/06/la-atmsfera-de-venus-y-el-efecto.html 
 
Las nubes de Venus están formadas por una solución concentrada de Acido Sulfúrico además de pequeñas cantidades de acido clorhídrico y acido fluorhídrico y son tan espesas que solo alrededor del 25% de la luz solar puede atravesarlas. Los vientos en la superficie apenas llegan a un máximo de 4,5 km/h mientras que en la parte superior de la atmósfera llega a los 350 km/h produciendo un efecto conocido como súper-rotación estas ráfagas de vientos pueden dar la vuelta a todo el planeta en unos 4 días.

El efecto invernadero es un fenómeno común en todos los planetas que tienen atmósfera, ya que esta puede retener parte de la energía que el suelo emite al ser calentado por la radiación solar, es decir que el efecto invernadero evita que la energía recibida por el sol, regrese directamente al espacio, esto permite regular la temperatura, en el caso de la Tierra se considera que de no existir el efecto invernadero (es decir no tener atmósfera) la temperatura sería inferior a los 20 grados bajo cero. (...) Un ejemplo de efecto invernadero se da en los vehículos que quedan expuestos directamente al sol la temperatura interna es muy alta, debido a que los vidrios actúan como los gases que evitan la salida de la radiación solar la cual rebota en la parte interna del vehículo.
 Gráfico del efecto invernadero en Venus
Gráfico del efecto invernadero en Venus
En Venus se registra el caso de efecto invernadero más intenso conocido produciendo un gran calentamiento global, en tal medida, que incluso en la noche venusina la temperatura no baja considerablemente; a pesar de que la noche dura unos 59 días terrestres, la luz solar que logra atravesar la atmósfera y las nubes de Venus al alcanzar la superficie la calienta, entonces la superficie trata de irradiar de nuevo este calor hacia el espacio, pero al ser Venus (al igual que la Tierra) mucho menos caliente que el Sol emite radiación principalmente en infrarrojo, y no en la región visible del espectro, sin embargo los componentes de su atmósfera sobretodo el muy abundante Dióxido de carbono, son casi perfectamente opacos a la radiación infrarroja, por lo tanto el calor del Sol queda atrapado eficazmente y la temperatura de la superficie aumenta hasta que la pequeña cantidad de radiación infrarroja que logra escapar poco a poco equilibra la luz solar absorbida en la atmósfera y en la superficie, sin embargo el calor atrapado es suficiente para mantener las altas temperaturas que predominan en todo el planeta.

Se cree que en sus primeras fases de la historia Venus era mucho más parecido a nuestro planeta, incluso se considera muy posible la existencia de océanos de agua así como también el Hidrógeno que había en el planeta, pero al perderse estos, se desencadenaron muchos efectos colaterales como la casi finalización de la actividad tectónica por lo cual los volcanes venusinos están apagados (actualmente se cree que hay una ligera actividad de las placas), y la liberación del carbono el cual quedo en su atmósfera. Otra curiosa semejanza es que la Tierra y Venus tienen una cantidad de carbono parecida, aunque en nuestro planeta se encuentra en su mayoría combinada en la corteza terrestre, en los océanos, y también en los seres vivos incluyéndonos a nosotros.

0 comentarios: